Cerdos y aberrantes

“We’re Having Gay Sex” y la era de los podcasts

/por Malú del Ángel/

 

La pandemia ha modificado la forma en la que consumimos contenido. Al estar en nuestras casas más tiempo trabajando o estudiando de manera remota, empezamos a usar aún más las plataformas de streaming. Las formas en las que el arte es creado y distribuido han cambiado: las descargas de ebooks incrementaron mientras que la compra de libros en físico bajó y los estrenos de películas salen en cines y en línea simultáneamente. Incluso antes de que surgiera el COVID-19 hace aproximadamente un año, ya estaba en aumento la producción de podcasts. La llegada del virus también dio origen a otra categoría, los “podcasts pandémicos”. Los proyectos de cine y series en producción tuvieron que suspenderse, así como el teatro, las giras musicales y los stand ups, por lo cual muchos artistas aprovecharon la incertidumbre y el tiempo libre para crear sus propios podcasts. 

 

          Admito que no me costó mucho adaptarme a estar en cuarentena, siempre disfruté de quedarme en casa y maratonear la serie con la que estaba obsesionada, pero hay una gran diferencia entre hacerlo por gusto y por obligación. Con el tiempo, hasta los más sedentarios nos vamos desesperando. Llegó un punto en el que me cansé de ver televisión y, por primera vez, le di una oportunidad a los podcasts. Me topé con algunos de mi agrado pero después de un par de episodios me resultó monótono escuchar los mismos chistes y opiniones. Pero hace un par de meses descubrí una joya gracias a TikTok, un programa llamado “We’re Having Gay Sex” conducido por la standupera neoyorkina Ashley Gavin y Gara Lonning, comediante de género no binario.

 

         La idea de WHGS surgió cuando Gavin regresó a la soltería después de 10 años de una relación monógama tras otra. En ese momento decidió experimentar lo que describe como la etapa de “zorra” que nunca tuvo a sus veintitantos y reseñar cada detalle de sus encuentros casuales en el podcast. Para mantenerse al día con los cambios en la escena queer, se incorpora Lonning. Gara funge como representante de la generación Z, se encarga de los efectos de sonido y de que su compañera no sea “cancelada” por decir algo políticamente incorrecto. El dúo tiene una química indiscutible a pesar de sus diferencias y en cada episodio reciben con un formato libre a invitadxs de todo el espectro sexual, desde heterosexuales a gays y desde cis a trans. La única pregunta que lxs participantes deben responder es “¿tuviste sexo gay esta semana?” Pero con el fin de que la conversación fluya, el termino “sexo gay” se vuelve muy ambiguo en este espacio. ¡Puede ser cualquier cosa! Cualquier interacción cuenta, siempre y cuando se trate de una anécdota divertida. “Tenemos a gente de todas las sexualidades hablando del sexo “gay” que tuvieron en la última semana. Entonces, ya sea que seas gay, heterosexual, bi, pan, sea cual sea tu género y sexualidad, averiguamos qué fue gay en tu encuentro, incluso si tú no lo eres “, le comentó Ashley el año pasado a la revista Forbes.

 

         WHGS es un programa honesto, diverso, hilarante y hasta educativo que ofrece una visión positiva de la sexualidad, lo cual es difícil de encontrar en una sociedad que sigue siendo muy sexista. A través de él he estado aprendiendo mucho sobre la comunidad trans, la cual considero la más marginada del colectivo LGBTQ+. Al inicio de cada capítulo, lxs participantes hacen su presentación y especifican su sexualidad y con qué pronombres se identifican. Ashley utiliza pronombres femeninos y es lesbiana, mientras que Gara usa “elle” (they/them) como pronombre y es pansexual, es decir, que “se tiraría a cualquier cosa”. Lxs dos consideran que su comedia es también para heterosexuales y estos podrían beneficiarse de educarse sobre temas queer. “Mi comedia ha estado en espacios hetero, constantemente estoy remolcando esta línea entre la enseñanza y el intento de ser accesible. No quiero un anuncio de servicio público adjunto a lo que estoy haciendo, pero estoy tratando de colar un mensaje”, explica Gavin.

 

         Por su parte, Lonning habla de descubrirse como una persona trans que al mismo tiempo es de género no-binario, su relación abierta con un hombre cis y los encuentros casuales que tiene con otras personas. A pesar de que su misión es ser la policía de la corrección política, logra volver de ello algo cómico y se toma con ligereza los errores que pueden cometer lxs invitadxs o hasta su misma co-anfitriona, quien en más de una ocasión se ha referido a Gara con pronombres femeninos. “Perdón, confundí tu género, es que es algo difícil. Me cuesta trabajo” se excusa Ashley cuando esto pasa. “Gracias por convertirlo en algo sobre ti” bromea Gara en respuesta.

 

       Quisiera que existiera más contenido de este tipo, sobre todo en español, pero por desgracia mi entorno aún no es un lugar seguro para esto. Basta con usar lenguaje inclusivo una sola vez para que el que me escuche volteé los ojos en señal de hartazgo, como si tratara de un ataque personal. “Eso no es lenguaje inclusivo” los veo discutir en redes sociales, “lenguaje inclusivo es el braille” defienden como si ambos fueran mutuamente excluyentes. Al final, creo que todo se reduce a nuestra capacidad para empatizar. Es importante hacer un esfuerzo por entender a quien es diferente a nosotros, más si queremos de igual manera ser entendidos y, por supuesto, respetados. 

 

Fuentes
https://www.forbes.com/sites/rosaescandon/2021/12/30/ashley-gavin-talks-to-straight-people-about-being-queer-on-her-new-podcast/?sh=101c70c09d64
https://www.amny.com/news/comedian-ashley-gavin-talks-gaining-popularity-on-tiktok-and-launching-podcast-on-spotify/

 

Imagen tomada de internet. 

 

Los textos así como su contenido, su estilo y las opiniones expresadas en ellos, son responsabilidad de los autores y no necesariamente reflejan la opinión de la UDLAP. (Para toda aclaración: web.esporarevista@gmail.com).

 

Tags :#podcast#standupsCuarentena

You might also like

disqus comment