Condado

Vistiendo Brillantina

/por Wendy Rosas/

 

El 18 de enero del 2014, la agencia Rainbow Bridge World de Corea del Sur debutó un nuevo grupo femenino bajo el concepto de música pop con toques de soul, jazz y r&b: Mamamoo. Conformado por cuatro integrantes Solar, Moonbyul, Wheein y Hwasa, este nuevo grupo de k-pop buscaba diferenciarse del común denominador de grupos femeninos, donde el concepto recurrente era adorable e infantil, y representar una imagen femenina más madura y sensual.

 

         Desde el inicio de su carrera Mamamoo tuvo muy buena respuesta del público y de expertos de la industria, al ser denominadas como uno de los mejores grupos de k-pop del 2014, lo cual fue un logro muy grande viniendo de un grupo que no debutó con ninguna de las tres agencias líderes de Corea del Sur; JYP Entertainment, SM Entertainment y YG Entertainment. Como artistas, las tres vocalistas Solar, Wheein y Hwasa, han sido elogiadas múltiples veces por sus únicos y altos rangos vocales, mientras que Moonbyul se destaca por su rap; tanto que el mismo J.Y. Park dijo que “Mamamoo se trata de cuatro artistas colaborando entre ellas”. Actualmente son reconocidas de manera internacional y se posicionan como iconos destacados de la industria. 

 

         Para el k-pop, los integrantes de un grupo y solistas son denominados idols. Dicho título tiene la intención de que el público visualice en ellos la imagen juvenil ideal, demostrando el mejor talento posible, más una conducta incorregible y una imagen física que cumpla con todos los estereotipos de belleza coreana. Las agencias los seleccionan desde muy jóvenes como aprendices y se encargan de pulirlos a partir de clases de canto, danza o actuación, aparte de retoques físicos como los dientes, blanquearles la piel o recurrir a alguna cirugía plástica. La imagen de un idol es casi o más importante que su música y talento, por ello, inician como aprendices desde los 14 o 15 años, pues pasarán varios años para que finalmente debuten. Al momento de hacerlo, las agencias ya habrán invertido una gran suma de dinero en estos jóvenes para verlos triunfar en el mercado internacional y a partir de ahí, tanto su imagen como su estilo de vida serán dictados por sus agencias y fanáticos.

 

         El papel que debe sostener un idol a tan corta edad es difícil, aún más si es mujer y sobre todo, cuando los ojos de toda la sociedad se encuentran sobre ellas para juzgar cada aspecto de su físico, de su vestimenta y de sus conductas. Más aun en una sociedad como la de Corea del Sur, donde la belleza es uno de los aspectos más importantes a nivel cultural. Desde pequeñas las mujeres coreanas son bombardeadas con ideas, anuncios y programas que les dicen que deben ser delgadas, con piel tersa y muy clara, dientes rectos y limpios, con una cara perfectamente ovalada y ojos grandes con doble párpado, enseñándoles que su futuro y éxito dependerán mucho de ello. De hecho, Corea del Sur es reconocida como la capital mundial de las cirugías plásticas, debido al consumo común por parte de sus ciudadanos.

 

         Estas fuertes imposiciones de estereotipos causan una gran presión social sobre las jóvenes surcoreanas al punto de que los índices de suicidio son muy altos, posicionándolos como el sexto país con la tasa más alta a nivel mundial. Estos cánones de belleza llegan a ser exagerados y ridículos, sobre todo porque el cuerpo “natural” de las surcoreanas, o el que la mayoría desarrolla, no entra en estos estándares; ellas suelen tener caras muy redondas y cachetonas, con los ojos rasgados sin doble párpado, nada caderonas y con muy poco busto. Sin embargo, estos requerimientos siempre las empujan a estar dentro de dietas extremas y con una recurrente baja autoestima, dejando muy de lado su bienestar y salud.

 

         Dentro de la industria del k-pop estos estereotipos no son la excepción. De hecho, es bastante recurrente que las idols reciban diario críticas sobre su aspecto físico en lugar de su capacidad como artistas, por ello no cualquier joven logra entrar en las agencias, ya que para “triunfar” se cree que es clave cumplir con la imagen juvenil ideal surcoreana. La mayoría de los grupos femeninos se enfocan en tener integrantes bellas que suelen cumplir con este concepto de dulzura, delicadeza y ternura, una idea hasta cierto punto virginal y de “niña buena”, porque así se busca que se comporten las jóvenes y que aspiren a verse como ellas. Ahora bien, Mamamoo es un grupo que no encaja ni en este concepto ni en los estereotipos de belleza, incluso las cuatro integrantes llegaron a recibir múltiples rechazos de varias agencias por su físico antes de lograr entrar en Rainbow Bridge World. Aun así, su misma agencia les dijo que eran un grupo de chicas feas y que sería a través de buenas presentaciones y canciones exitosas que ellas triunfarían. 

 

         Mamamoo fue abriéndose paso en la industria a través de su talento como cantantes, una fuerte presencia escénica y buenas presentaciones. Su meta era romper con la idea de que los idols son pura imagen y nada de talento, demostrando su capacidad como artistas. Para ello, Rainbow les otorgo completa libertad de composición musical, creación de coreografías y presentaciones. Ellas funcionan como grupo, pero se permiten representar su individualidad a través de su estilo y vestuario, libertades que raramente tienen las idols. Sus canciones a partir del 2016, cuando ya eran más conocidas, comenzaron a tratar temas referentes al amor propio y los estándares de belleza exagerados. Pues las críticas que más suelen recibir para desacreditarlas como artistas son respecto a su cuerpo, color de piel y formas de vestir. 

 

         La más atacada suele ser siempre la integrante menor Hwasa. Esto debido a ser considerada una de las idols más sexy, pero sobre todo por su color de piel bronceada y figura curveada. Corea del Sur es bien conocida por ser un país racista, ya que para ellos el color de piel “bronceada” o “morena” es sinónimo de suciedad y pobreza, que hace referencia a la clase obrera. En consecuencia, se volvió bastante común y de buen gusto el blanqueamiento de la piel, al grado de que los hombres usan tratamientos para blanquear su pene. Hwasa siempre se ha considerado una idol “fea” y con “sobrepeso”, pero en lugar de someterse a cirugías y tratamientos, decidió pelear en contra de los convencionalismos sociales a través de su singular y sensual estilo, el cual también ha sido muy criticado por mostrar mucha piel.

 

       De igual manera tenemos a Moonbyl, quien ha recibido fuertes críticas por ser muy “masculina” al destacarse por tener un estilo más andrógino, rompiendo con el estándar de female girly idol. También cabe destacar que su fandom está en su mayoría conformado por mujeres y personas de la comunidad LGBTT+, ya que abiertamente han declarado estar a favor de esta comunidad e incluso les han abierto un espacio dentro de su fancafe.

 

         Mamamoo se presenta como un grupo que quiere y busca cambiar estas ideas, dentro de esta sociedad que impone mucha presión sobre la apariencia física de sus ciudadanos y una industria musical que los propaga y amplifica. Ya sea a través de su música o como figuras de empoderamiento femenino, han logrado impactar mucho la percepción de la belleza en Corea del Sur. Su éxito musical, tanto como grupo como de solistas, les ha permitido un foco más grande dentro de la industria y a través de él han extendido sus mensajes de amor propio, feminismo e igualdad, influyendo a las nuevas generaciones como auténticas idols. Pero ¿qué pasa cuando colocamos a Mamamoo fuera del contexto social surcoreano?

 

         Es cierto que existen cánones de belleza internacional que predominan, pero desconozco que sean tan exigentes como en Corea del Sur. Por ende, dentro de este contexto más global y variado considero que las cuatro integrantes dejarían de ser fuertemente catalogadas por su aspecto y recibirían críticas más enfocadas en sus capacidades de canto y el contenido de su música. Ahora bien, dentro de este nuevo sector, su propuesta de imagen, su discurso de amor propio y empoderamiento femenino se vuelven parte de un asunto más banal enfocado al marketing y las tendencias. Al compararlas con grupos como Little Mix o Fifth Harmony su “autenticidad” queda en segundo plano y su trabajo se vuelven solo parte de un eslogan de empoderamiento femenino. Es obvio que su imposición a las exigencias estéticas surcoreanas continúa, pero fuera de ese contexto, su lucha o discurso queda muy al aire, sobre todo porque no dejan de estar inscritas en la industria del k-pop. Es el marco que les da sentido.

 

         En este sentido, Mamamoo y otros grupos como Black Pink han denotado un cambio importante dentro del k-pop al apostar por más grupos femeninos con conceptos Girl Crush, los cuales se basan en el empoderamiento femenino. Incluso me atrevo a decir que este concepto es el que le ha otorgado un mayor público al k-pop en los últimos años, convirtiéndolo en un fenómeno mundial.

 

         Mamamoo no es, ni será, el primer y único grupo en proyectar una imagen, pero honestamente, les funciono; lograron atrapar a un público y alcanzar un éxito mayor al esperado, su alcance internacional hoy en día es enorme y México se coloca como uno de sus principales consumidores recibiéndolas con mucho cariño y admiración. Por lo tanto, sí considero pertinentes las acciones y mensajes que están llevando a cabo, sobre todo para las jóvenes surcoreanas que viven a diario con esas presiones sociales. Y con lo influyente que se está convirtiendo el k-pop en la industria musical global, eventualmente pueden causar un impacto en pro de los estereotipos de belleza mundiales y para el rol femenino dentro de la industria musical.

 

Fuentes:

Salvá, A. (2019, March 22). Lo que hay detrás de la obsesión por la piel blanca en Asia. EL PAÍS; Ediciones EL PAÍS S.L. https://elpais.com/elpais/2019/03/15/planeta_futuro/1552658093_676931.html

Casa Editorial El Tiempo. (2011, April 5). Jóvenes de Corea del Sur, obsesionados con belleza y éxito. Portafolio.co. https://www.portafolio.co/tendencias/jovenes-corea-sur-obsesionados-belleza-exito-142442

S/A. Heraldo de México. (2020, August 8). No todo es Blackpink! Mamamoo, grupo de K-pop que transforma Corea del Sur. Heraldodemexico.com.mx; El Heraldo de México. https://heraldodemexico.com.mx/tendencias/2020/8/8/no-todo-es-blackpink-mamamoo-grupo-de-k-pop-que-transforma-corea-del-sur-198662.html

 Bicker, Laura. (2018, December 10). Las mujeres que desafían los estrictos cánones de belleza de Corea del Sur – BBC News Mundo. BBC News Mundo; BBC News Mundo. https://www.bbc.com/mundo/noticias-46503160

 

Los textos así como su contenido, su estilo y las opiniones expresadas en ellos, son responsabilidad de los autores y no necesariamente reflejan la opinión de la UDLAP. (Para toda aclaración: web.esporarevista@gmail.com).

 

You might also like

disqus comment