Cerdos y aberrantes

¿Por qué no puedo superar «Hamilton»?

/por Malú del Ángel/

 

El reconocido musical con el que Lin-Manuel Miranda revolucionó el teatro en el 2015 ahora está al alcance de millones gracias al lanzamiento de la película en la plataforma de streaming de Disney. Los que usamos Torrents pudimos verla el 4 de julio, después de su estreno, pero el contenido llegó a México de forma legal este 17 de noviembre. 

 

         La obra narra la vida de Alexander Hamilton, un inmigrante de una pequeña isla del caribe que se convirtió en la mano derecha de George Washington y luchó en la guerra de independencia de los Estados Unidos. Su increíble historia de sobrevivencia relata cómo a los 10 años queda huérfano y, gracias a su potencial y su pasión por la escritura, logra migrar a las colonias y convertirse en una figura política importante. Alexander era imparable: de revolucionario llegó a ser padre fundador, después se convirtió en secretario del Tesoro, erigió el primer banco nacional y estableció planes financieros que hasta la fecha tienen influencia en las políticas económicas del país. 

 

         Desde que la película salió, me dediqué a verla en repetidas ocasiones. Si eres tan obsesivo como yo, sabrás que cuando has visto algo hasta el cansancio la única manera de revivirlo es a través de los ojos de otra persona. He obligado a la mitad de mi familia y amigos a ver la película y me sigo emocionando como si fuera la primera vez al ver sus reacciones. Una persona, extrañada por mi entusiasmo, me preguntó: “¿Qué nunca habías visto un musical?” Sí, he visto los clásicos, pero nunca uno como este. La obra es una mezcla del estilo tradicional de broadway con hip-hop, rap, jazz y R&B. Además de lo innovador que es aprender sobre hechos históricos con rimas increíbles, se tiene que reconocer que la escritura es impecable. Incluso hay quienes consideran al compositor Lin-Manuel Miranda el Shakespeare de nuestra generación. No faltará a quien le resulte exagerada la estimación; el dramaturgo inglés escribió alrededor de 40 obras, consideradas tesoros literarios, mientras que el neoyorquino ha producido cuatro hasta ahora. En palabras del Director Artístico del Teatro Público de NY, Oskar Eustis, en el documental Hamilton´s America (2016): “Lo que está haciendo es exactamente lo que Shakespeare haría. Está tomando el lenguaje del pueblo y, en el caso de Shakespeare éste lo elevó al pentámetro yámbico, en el caso de Lin-Manuel, lo elevó a hip-hop y rap, y luego lo ennobleció convirtiéndolo en verso y colocándolo al centro del escenario”. Tal vez es muy pronto para hablar así sobre su trabajo, pero sin duda comparte la profundidad, emoción y el entendimiento de las relaciones humanas del mismo Bardo de Avon. Probablemente será en el futuro cuando se le reconozca su legado, bien lo dice el musical: un legado es plantar semillas en un jardín que nunca llegarás a ver

 

         La representación juega un rol importante en Hamilton debido a que los actores son en su mayoría latinos, afroamericanos y asiáticos. Este diverso elenco, que bromea sobre cómo poder interpretar a presidentes blancos es su indemnización por la esclavitud, nos ayuda a cuestionar las raíces de los problemas actuales. Por supuesto que la historia no es completamente fiel a los acontecimientos reales; su intención fue reapropiarse la narrativa revolucionaria abordando temas como la migración, la esclavitud y la lucha de las minorías. Es a través de este discurso que Miranda logra infiltrar su perspectiva de hombre de color en la historia de un país que, a pesar de haber sido fundado por inmigrantes, ahora decide odiarlos. No se trata de olvidar que los padres fundadores eran blancos y que algunos incluso tenían esclavos, sino de introducir la actualidad a esta narrativa histórica, contarla de manera que refleje en donde estamos parados ahora y reconocer que aún hay mucho por hacer en esta lucha. 

 

Fuentes:
Horwitz, A., Seller, J. y Pusateri, N. (Director y productores). (2016). Hamilton’s America [Documental]. EE.UU. Public Broadcasting Service.

 

Imagen tomada de Internet.

 

Los textos así como su contenido, su estilo y las opiniones expresadas en ellos, son responsabilidad de los autores y no necesariamente reflejan la opinión de la UDLAP. (Para toda aclaración: esporarevista@gmail.com).

Tags :#Hamilton#Musicales

You might also like

disqus comment