Voluta desdibujada

Este insoportable vagar

/por Alan García/

 

Hace poco, bajo un contexto del que ya no me acuerdo, un compañero en el curso de Teoría Crítica dijo que su semestre había sido pesado, entre otras cosas, porque le era difícil lidiar con tantas malas noticias todos los días. El accidente de la línea 12 aún era reciente, y creo que las protestas en Colombia habían alcanzado su punto más violento hasta entonces. Además, fue poco antes o poco después de que empezara el conflicto armado entre Israel y Palestina. Era absurdo, decía mi compañero, que el mundo estuviera en ese estado mientras él pasaba el tiempo escribiendo sobre el Quijote.

 

         El profesor contestó, primero, que hay que aprender a desconectarse parcialmente de las noticias, sobre todo porque México es uno de los países con más fake news. Segundo, más importante, que no tiene nada de malo hacer esos textos, aun bajo las circunstancias actuales: “No creo que esté mal que estés escribiendo del Quijote mientras el mundo se desmorona, porque parte de lo que va a impedir que se desmorone por completo es que haya alguien escribiendo sobre el Quijote. Eventualmente, lo único que nos va a salvar es la belleza”.

 

          Unos días después, tal vez como regalo de fin de semestre, J. J. McCullough subió un video titulado “Steamed Hams but everything is fully explained”. Es un análisis detallado de la famosa escena de Los Simpson en que Seymour Skinner, tras haber quemado el jamón que le iba a servir al superintendente Chalmers, compra hamburguesas de Krusty Burger y las hace pasar por una receta original de steamed hams (“hamburguejas al vapor”). El skit empezó a ser un meme, si no me equivoco, alrededor de 2017. El chiste era que alguien tomara la escena y la editara para crear algo absurdo, artístico o como mero ejercicio de animación. Una pérdida de tiempo que, sin embargo, se siente como tiempo bien invertido.

 

         En el video, de casi veinte minutos, J. J. señala errores de animación, datos curiosos de los personajes, nexos entre los diálogos y otros episodios; cita reseñas de los fans, muestra entrevistas con el creador del skit, se detiene en el tipo de hamburguesa que sirve Krusty Burger; en fin, otra pérdida de tiempo. Habrá que preguntarse si J. J. McCullough también llega a sentirse inútil haciendo lo que hace. Luego de haber estado suscrito a su canal más de un año y de haber visto casi todos sus videos, yo diría que sí, tanto o más que un universitario. Pero aun así lo hace.

 

         Es curioso que, tras esa clase de Teoría Crítica, alguien decidiera analizar una escena de Los Simpson. Hay muchas series que juegan con lo absurdo como humor y, por decirlo de alguna forma, presupuesto existencial (Seinfeld, Peep Show, King of the Hill); pero siento que Los Simpson es la que mejor trata el tema, si acaso no explícitamente. Su premisa –gente amarilla que vive en una ciudad ficticia– y su naturaleza satírica les permiten a los creadores oscilar entre lo fantástico y lo real, subvertir algunos elementos de nuestra realidad y, en consecuencia, poner a los personajes en situaciones que enfatizan lo que Rosa Montero llama “ese intrépido, arrogante, conmovedor aprendizaje hacia la nada”. Si lo analizamos lo suficiente, tal vez un poco de más, nos quedamos con la sensación de que ningún acontecimiento, ni siquiera algo tan vergonzoso como las hamburguejas al vapor, es trascendente. La ciudad va seguir moviéndose, la gente no va a envejecer y, en el siguiente capítulo, la familia va a estar viendo otra vez la tele.

 

         El video de J. J. involucra entonces cuatro dimensiones de insignificancia: el video en sí, el objeto de análisis, la serie y el espectador; esto es, el video, la escena-meme, Los Simpson y yo. Nuestras formas de perder el tiempo se conectan: paso veinte minutos viendo a alguien analizar, casi obsesivamente, una escena absurda de una serie que no significa nada. ¡Es el colmo de la ociosidad! Y todo para que, al día siguiente, nada haya cambiado completamente.

 

         Cuando sabemos que está pasando algo malo, especialmente algo grande, es difícil no sentirnos inútiles. Caemos en el síndrome del impostor: no merezco estos privilegios; ¿por qué divertirnos cuando hay tanto sufrimiento en el mundo?; ¿por qué sufrir cuando hay quien la tiene peor? Adelanto una respuesta: porque estamos aguantando. Mejor, nos estamos distrayendo para aguantar. Estamos haciendo lo que naturalmente hace todo el mundo, sólo que bajo circunstancias diferentes.

 

         Nunca se es completamente inútil. Constantemente hacemos algo, aunque sea nimio, para mantenernos a flote; y cuando se trata de aguantar, los medios, salvo algunas excepciones, escapan de todo juicio moral. Esa es, me parece, la esencia de Springfield: Homero, que intenta enmendar sus errores y reparar su matrimonio; Lisa, intentando resolver (encarando) los problemas que la deprimen; Flanders, con dos esposas muertas; la ciudad misma, con peces de tres ojos y un Gorgory al frente de la policía; los fans…

 

         Por otro lado, sería un error ver esto como un individualismo desvergonzado. Hay que evitar las falsas disyuntivas: se puede disfrutar el ocio y ser productivo (lo que eso signifique). A veces, incluso, ambos propósitos se mezclan naturalmente. Aguantamos a un tiempo como individuos y en conjunto. Uno aguanta viendo a J. J., quien aguanta analizando una escena de Los Simpson, cuyos creadores probablemente aguantaron escribiendo el guión. Y al final, acaso sin proponérselo, el interés común deviene una acción más grande y significativa, relacionada o no con dicho interés. El ocio se vuelve mundo, cambio, algo tangible.

 

         Lo importante es no pensarlo demasiado, a menos que lo que estemos pensando sea el origen de las hamburguejas. Eventualmente, lo único que nos va a salvar es Los Simpson.

 

Algunos enlaces:

Hamburguejas al vapor: youtube.com/watch?v=0AmQI88w3y4

Video de J. J. McCullough: youtube.com/watch?v=_kVV1h6Kwno

“Steamed Hams but There’s a Different Animator Every 13 Seconds”: youtube.com/watch?v=a8R3qHKS-dk

“steamed hams but it’s take on me”: youtube.com/watch?v=Iol3Xydcn4I

“Steamed Hams But It’s The Confrontation From Les Misérables”: youtube.com/watch?v=8MLDT5-ZgN0

“Steamed Hams but it’s voiced by Jeff Goldblum”: youtube.com/watch?v=ZDkqJuUYBaw

 

Imagen tomada de Internet.

 

Los textos así como su contenido, su estilo y las opiniones expresadas en ellos, son responsabilidad de los autores y no necesariamente reflejan la opinión de la UDLAP. (Para toda aclaración: web.esporarevista@gmail.com).

 

Tags :#lossimpson

You might also like

disqus comment