Fulgor bohemio

Naturaleza Muerta Resucitando

/por Frida Téllez/

 

La magia y el poder Femnino en la obra de Remedios Varo, la bruja surrealista 

Para mí el Arte es un espejismo de la mente, de lo que sentimos, de lo que nos mueve, es el reflejo de nuestro mundo interno y de alguna forma también de lo que vivimos. Las obras pueden surgir como un acto de magia, la fusión de nuestras pasiones materializadas en un lienzo, inmortalizadas en canciones,  esculturas, etc. Los pinceles y pinturas serían pócimas y el artista un mago o en este caso en particular, Remedios Varo, una hechicera, una bruja de saberes ancestrales plasmados en sus cuadros. 

 

Remedios Varo desde muy pequeña demostró interés por el dibujo y las artes, su pasión siguió hasta que en 1924 comienza su formación artística en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, en 1937 decide huir a Francia junto con Benjamin Péret, el poeta surrealista con quien compartía una afinidad amorosa. A finales de 1941 llegó exiliada a México junto a otros intelectuales  y artistas de la época como: Leonora Carrington, Wolfgang, Alice Rahon, Kati y José Horna, Cesar Moro, etcétera. Para ella significó un cambio en el desarrollo creativo de su obra. La misma Remedios afirmó lo siguiente: ¹

Llegué a México buscando la paz que no había encontrado, ni en España –La de la Revolución– ni en Europa –la de la terrible contienda– , para mí era imposible pintar entre tanto caos. 

 

 

Entre brujas,  gatos y universos: La obra  Surrealista de Remedios Varo 

Si alguna vez te detuviste a ver alguna obra de Dalí o Picasso, posiblemente no lograste descifrar a la primera, eso es porque el Surrealismo fue la ruptura en las tradiciones clásicas del arte, el cual va de la mano con la rebeldía. Buscaba expresar nuevas formas de espiritualidad,  belleza y realidad. Remedios Varo forma parte de esta tradición pictórica, su obra es una invitación a explorar paisajes en donde el tiempo se detiene y la magia fluye. 

 

Varo plasma ideas ocultistas y  alquímicas los cuales representan la influencia directa del Surrealismo, así mismo, son un reflejo de sus creencias y prácticas espirituales, debido a la misma pintora junto con su mejor amiga, la también artista Leonara Carrington, se dedicaron al estudio de embrujos, pociones y hechizos. Remedios se consagra como una hechicera y bruja, expresión de caracter subversivo, rebelde y de dimensión feminista, que surge del deseo de identificarse con personajes –brujas, místicas, y otras “mujeres de espíritu libre”– a las que en otros momentos históricos se reconocieron por su sabiduría, conocimientos ancestrales  y la no  ante  hombres.

 

 

 Naturaleza Muerta Resucitando 

La última pintura de Remedios Varo, con la cual dejó este mundo, seguía fresca cuando hallaron su cuerpo en 1963. Naturaleza muerta resucitando  emerge en el lienzo una mesa circular con el mantel hecho jirones,  en el centro posa una veladora blanca que descansa sobre un candelabro. En lo que pareciera un acto de magia; órbitas blancas -casi transparentes-, elevan a un grupo de  frutos y platos estallan en el aire, a su alrededor un grupo de libélulas se unen a este espectáculo visual, al fondo aparecen prolijas estructuras arquitectónicas, sobre los suelos comienzan a desprenderse retoños. Cada elemento de la pintura performa el espacio del lienzo, los colores vibrantes evocan energía y euforia, en esta composición se presenta una de las tradiciones pictóricas más comunes: la naturaleza muerta, como la tradición surrealista manda. Remedios Varo logró transgredir las fórmulas clásicas, tomando elementos de su propia visión sobre los principios filosóficos y espirituales de su pensamiento. Existen diversas maneras de identificarse con esta pintura, despierta un sentimiento diferente y original, en cada uno de nosotros. 

 

La amplitud y la teatralidad de la obra nos permiten entender la magia que se nos presenta transformada en energía y luz. Convertida en llama,  una vela  se encuentra al centro de la composición, nos observa: la llama crea una órbita en espiral que gira en torno  de ella. Las frutas danzan alrededor germinan y crean vida, todo transita en un ciclo que genera un universo completo. 

 

Esta obra expresa que todas las obras de Varo fueron siempre encaminadas a lo surrealista, lo innovador, lo oculto y lo mágico, detrás de la obra está una mujer apropiándose de su espiritualidad, saliéndose de los cánones de lo establecido Varo junto con otras  artistas de la época logrando con su trabajo una identidad espiritual de las mujeres, como creadoras de magia, diosas y brujas, se inspiraron del esoterismo para darle una reinvención al surrealismo, una en donde dejaron de ser las musas. 

 

 

Imagen tomada de: Ovalle, R. (2008). Remedios Varo: catálogo razonado. Ediciones Era.

 

 

 


¹ M. González. (2014). Surrealismo y saberes mágicos en la obra de Remedios Varo [Universitat de BarcelM. González. (2014). Surrealismo y saberes mágicos en la obra de Remedios Varo [Universitat de Barcelona, 2014.]

 

 

 

 

 

Los textos así como su contenido, su estilo y las opiniones expresadas en ellos, son responsabilidad de los autores y no necesariamente reflejan la opinión de la UDLAP. (Para toda aclaración: revista.espora@udlap.mx).

Tags :ArteSurealismo

You might also like

disqus comment