Cerdos y aberrantes

“Life’s a bitch and then you die”

/por Malú del Ángel/

 

Después de 6 temporadas que fueron volviéndose progresivamente más oscuras, Bojack Horseman llegó a su fin. La extraña animación de Netflix sobre el caballo celebridad prometía ser una comedia ligera, pero poco después de su estreno nos dimos cuenta de que tenía mucho más que decir sobre la vida, la pérdida y las relaciones personales.  

 

          A pesar de su apariencia, es obvio que el protagonista representa al clásico hombre blanco en plena crisis de la mediana edad, que usa su posición de poder y privilegio para salirse con la suya una y otra vez. Queda claro que es un cretino sin consideración que constantemente hace daño a la gente que tiene cerca y, aun así, el show logra hacer que sientas pena por él. Lo convierte en un antihéroe con el que uno fácilmente puede empatizar. Al conocer los traumas de la niñez que causan su alcoholismo, como audiencia tratamos de justificar sus acciones y lo perdonamos por su comportamiento errático, mientras continúa destruyendo las vidas de quienes lo rodean. Se trata de una crítica muy pertinente en los tiempos del #MeToo.

 

          Bojack Horseman nos ha regalado joyas del entretenimiento en episodios conceptuales como Stupid Piece of Sh*t, que logra plasmar el proceso de pensamiento de una persona depresiva, al cederle la narración a la voz interna del caballo, una llena de inseguridades; Free Churro, en donde Bojack da un irreverente monólogo de 26 minutos para despedir a su madre en su funeral; Time’s Arrow, que revela la historia de fondo de la misma y, por supuesto, el más reciente y posiblemente más oscuro de todos; The View From Halfway Down, donde parecía que las tendencias autodestructivas del personaje finalmente le costarían la vida, como tanto se había ido anticipando. El último mencionado se antoja como una especie de sueño/alucinación donde Bojack se enfrenta cara a cara con su miedo más grande: ser olvidado. Los personajes de su vida que han fallecido se reúnen para una cena lúgubre en casa de su madre, donde los invitados realizan presentaciones artísticas antes de saltar al vacío y desaparecer para siempre. En el momento más desgarrador, el personaje de Secretariat, ídolo y figura paterna de Bojack, recita un poema que le da al episodio su nombre, una composición sobre el suicidio tan poderosa que te hará pausar la secuencia y repetirla de inmediato.

 

          Al final, todo parece indicar que el protagonista ha muerto. Escuchas su monitor de frecuencia cardíaca detenerse y te quedas con la sensación de que la historia ha llegado a la conclusión más natural. Sin embargo, en el epílogo, Nice While it Lasted, descubrimos que sobrevivió para un último ajuste de cuentas. Para muchos el desenlace más lógico era que muriera, pero el punto se hubiera perdido, fue mejor verlo sobrevivir para darse cuenta de que no era el centro del universo; sus amigos salieron adelante, crecieron como personas y sus vidas mejoraron después de alejarse de él. Cada uno obtiene el final que merece.

 

          En la última escena, Bojack se reencuentra con su antigua amiga, Diane Nguyen. Tras un largo viaje de autodestrucción y redención, 6 años en un ciclo de tocar fondo y empezar de cero, él concluye: “La vida es difícil y luego te mueres, ¿No?”. A estas alturas todavía no sabe si es capaz de cambiar. El show nos da el mensaje definitivo en la respuesta de Diane: “A veces la vida es difícil y luego sigues viviendo”. Lo único que queda es seguir intentando. 

*

Aquí el poema, escrito por una de las guionistas del programa, Alison Tafel:

 

The View From Halfway Down

 

The weak breeze whispers nothing

The water screams sublime

His feet shift, teeter-totter

Deep breath, stand back, it’s time

 

Toes untouch the overpass

Soon he’s water bound

Eyes locked shut but peek to see

The view from halfway down

 

A little wind, a summer sun

A river rich and regal

A flood of fond endorphins

Brings a calm that knows no equal

 

You’re flying now

You see things much more clear

Than from the ground

 

It’s all okay, or it would be

Were you not now halfway down

 

Thrash to break from gravity

What now could slow the drop

All I’d give for toes to touch

The safety back at top

 

But this is it, the deed is done

Silence drowns the sound

 

Before I leaped I should’ve seen

The view from halfway down

 

I really should’ve thought about

The view from halfway down

 

I wish I could’ve known about

The view from halfway down

 

 

Los textos así como su contenido, su estilo y las opiniones expresadas en ellos, son responsabilidad de los autores y no necesariamente reflejan la opinión de la UDLAP. (Para toda aclaración: esporarevista@gmail.com)

Tags :animaciónBojack HorsemanNetflixseries